Rafa y su prótesis de mano.

Rafa es un niño amputado congénito bilateral de mano. Aún no sabe que le faltan las manos.
Se desenvuelve con normalidad, en su caso, utilizando los muñones, para realizar tareas propias de su edad.

Siguiendo los protocolos establecidos por el SMS fuimos derivados desde la consulta del traumatólogo de nuestro hospital -el Virgen de la Arrixaca de Murcia- a la consulta de referencia para niños amputados que está en el San Juan de Diós de Barcelona. Allí, la traumatóloga, asesorada por un técnico protesista, nos argumentó que lo más beneficioso para Rafa sería colocarle una prótesis mioeléctrica, siendo los dos años la edad adecuada.

La prótesis mioeléctrica de mano consiste en un dispositivo con unos sensores que interpretan ciertos movimientos de los músculos del antebrazo para abrir o cerrar la mano a voluntad del usuario y ejercer presión sobre los objetos. Está cubierta con un guante de silicona que le da una apariencia realista y necesita batería para funcionar.
La prótesis hay que reemplazarla por una nueva cada dos años aunque el guante y la pieza que encaja en el brazo se cambia según necesidad.

El pasado lunes, en Barcelona, estuvsimos en la consulta de la traumatóloga, por la mañana, y por la tarde en la del protésista para realizar las pruebas que confirman que Rafa tiene estímulos suficientes para controlar la prótesis y le tomaron medidas para hacer el encaje.
El martes, mañana y tarde, probando el encaje con los sensores integrados.
Miércoles: todo el día con la prótesis puesta para comprobar que no le produce rozaduras.
Jueves: volvemos a casa con la prótesis puesta y funcionando.


Aunque hemos alquilado en un apartamento para estar más cómodos, el hecho de tener que desplazarnos varias veces al día para visitar al protesista, las esperas y las sesiones de trabajo han terminado por agotarnos. Además hemos tenido que solucionar, desde la distancia, un problemilla económico-administrativo difícil de digerir.

Ahora nos toca trabajar con Rafa en casa, que tiene que, primero, aprender a aguantar el peso de la prótesis y a moverse con ella y calcular las distancias para agarrar los objetos, teniendo en cuenta que una de las brazos lo tiene ahora prolongado; y más adelante aprender a abrir y cerrar su mano y hacer la mano con la presión necesaria para sujetar las cosas; y dentro de unos meses, seguramente, le pondrán la otra mano.

3 comentarios:

gadiel y adriel alesqu dijo...

rafa eres un campeon a tu corta edad nos has demostrado que la vida es bella y que todo se puede lograr bien por ti rafa eres nuestro heroe y no sabes cuan grande es la estima que sentimos hacia ty a tus padres que son el gran motor que hacen de este sueño un gran equilibrio!!!!

Anónimo dijo...

Me alegro que todo vaya bien. Y que de vuestra experiencia hayais llegado a la conclusión que tenemos un sistema sanitario bueno. Lo siento, pero de mi experiencia no puedo decir lo mismo. He tenido que llegar a situaciones surrealistas para que atendieran a mi hija donde es debido. Mucha suerte con las prótesis

el que escribe// dijo...

Gracias, Anónimo/a, por tu comentario.
Desconozco las situaciones que has tenido que pasar con tu hija, pero podría llegar a entenderlas y solidarizarme contigo. Ten en cuenta que en los dos años que llevamos por Rafa, con visitas frecuentes a una decena de especialistas diferentes en distintos hospitales y comunidades autónomas, hemos vivido situaciones, muchas veces, como tu dices, subrrealistas.

Cuando afirmo que... (sigue en el siguiente enlace)
http://www.blog.rafapuede.es/2011/04/respuesta-un-comentario-sistema-de.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...