El Síndrome del hijo imaginario.


En el caso de parejas que tienen un hijo con alguna discapacidad algunos expertos denominan "hijo imaginario" al hijo que nunca llegó a nacer...

Durante el embarazo, o incluso antes, en algún momento imaginas cómo será tu futuro hijo y tu relación con él. Piensas en situaciones y experiencias que viviréis juntos y fantaseas con un futuro que te gustaría para él, quizás, proyectando en tu hijo imaginario lo que te hubiera gustado haber sido o haber vivido.
Cuando ese hijo no nace tal como esperabas la frustración puede convertirse fácilmente en depresión o en una inseguridad que se puede prolongar en el tiempo. La tristeza es inevitable.
Estás ante un hecho que no habías previsto y que no sabes cómo manejar.
Para resolver esta situación lo importante es deshacerte cuanto antes de ese hijo imaginario. Renunciar a él sin renunciar a tu futuro e imaginar el futuro con tu hijo, el real, el que tienes entre tus brazos, el que necesita de ti. Y ante cualquier contratiempo o dificultad que pueda venir... volver a imaginar un nuevo y mejor futuro.


Posiblemente todos los padres, en todos los casos y en algún momento, suframos el Síndrome del Hijo Imaginario.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...